miércoles, 15 de junio de 2016

Un mar de lágrimas en el que nadar.

Tráeme de vuelta al océano.

Necesito ver las montañas entre las que rodeado crecí, oír a la voz del viento. Añoro mi hogar, mi tierra, mi gente. ¿Qué vine a buscar aquí? ¿Era el amor por lo que dejaba? Destino, lo sé, he sido caprichoso, pero llévame de vuelta a casa, llévame sano, bien, en los brazos de la brisa que se mezcla con la sal y junto a la música de todos los corazones de aquellos que habitan la tierra de perros y que laten como tambores sincronizados, ayúdame a alcanzar una victoria en este patético camino que dice llenar mi mente cuando solo la satura. Quiero reencontrarme con los árboles, conmigo mismo, con mis sueños. ¿Cómo lo hace nuestro ego para evitar reconocer que lo que más feliz nos hace es lo más primigenio? Con todo este viaje lo veo, los cielos no son todos iguales, por eso devuélveme al mío, al cielo en el que pertenezco y no soy disonancia molesta sino un instrumento que útil y que con propósito se siente.

El mundo se cae, ¿solo lo aprecio yo o solo yo lo temo tanto? Siempre fui demasiado sensible a las verdades pero nunca pude evitar encontrarlas, ¿encontraré otra vez a aquél chico que deambulaba por las calles con los céfiros como guías, tendré la suerte de verme entre el verde de la laurisilva y quedarme en ella para siempre crecer y respirar el aire que lleva la voz más pura? Vida, ¿para qué me formaste a mí, a un simple punto que su propia existencia cuestiona y le conduce a la duda de si no es todo un sueño? Déjame volver, por favor, déjame volver a vivir rodeado de primavera, de metáforas vueltas realidad en un paraíso en el que quizás nunca debí haber despertado, el Edén del que me expulse para de la manzana poder comer.

La verdad más dolorosa fue entender qué era el Paraíso, que siempre había estado ahí.
Mi tierra, el corazón se encoge deseando nuestro reencuentro, la nostalgia es ahora mi océano.
Vida, tráeme de vuelta.

domingo, 6 de marzo de 2016

Dulce brisa.

Dame de tu calor.

Cayó el ángel y calló el miedo, la gravedad te acuna hasta mi regazo para que mi destino me haga flotar hasta ti una y otra vez. Ávalon me llamas pero Paraíso eres, tus rosas doradas siempre llegan hasta la superficie cristalina de mi estanque, pueblan el Edén que construyes con tu sonrisa.

Tomo tu mano en la Oniria y te siento en mi corazón, eres el toque de la divinidad en la Tierra.

jueves, 25 de febrero de 2016

Halacedypy aclnependa.

Dutu acdá uclinu liyhtu sa tajunyh muc ransyhuc, Tánam.

Acduo y deahdyc ahdna myc cuspnyc, hu cé y tóhta tenekensa. Da piclu o ce da ahliahdnu hu cé xié sác rylan. Sa ceahdu tépem o liyhtu ceahdu xia da beantu dú anac lybyw ta pnemmyn bun sí. Ac leandu xia my sykey lunna bun dic jahyc, se ehjulytun, ¿lósu lyspeyc sec máknesyc ta ysynkiny bun ih mmyhdu ta acbanyhwy, bun xié hu da nehtac? Di ysun ac my sydaney sác biny, se áhkam, dyhdu xia rycdy my etay ta dnyhcvunsynsa ah ehjuyleóh vehym o tacybynalan ym sahuc rycdy xia am deasbu viany sazun byny xia sa mmysynyc y di mytu via ih lmyju xia ca rihteó ah se syhu liyhtu tunsíy. ¿Ta tóhta cyly di lunywóh my timwiny byny xiedánsamu luh ihy cuhnecy o tabucedyn ih pacu ah my ranety byny xia cyha? 

Ehlmicu ah acdy tahcy hipa ah my xia sa ra cisanketu di syhu ycusy, ac tasyceytu tecdyhda banu ehcecdac luh ammy o se tacau my ylusbyñy, ¿sa ryh pahtaletu dic unytunac luh di kiynty? Xiewác sa axiejuxié ym lnaansa vianda, ysun, ceasbna xieca butan can di aclitu banu dú muknyc can sec acdnammyc. Sa rylac cuñyn luh ymku sác xia se tacacbanyhwy, ¿cypac xia knydy ciahy my idubíy ta ahjazalan zihduc? Liyhtu luhceky cymen ta yxií bnusédasa xia sa mmajynác y ymkihy viahda y denyn ih kem bun hiacdnuc tacauc, liyhtu bun veh ymlyhla di syhu tesa luh acy lymetaw xia sa syhdeaha jeju ah ehjeanhu xia cuo am ymprat sác pupu xia zysác ryc luhuletu.

¿Cypac, Usyn? Hihly bahcé xia ta jantyt ymkieah lnaaníy xia jyma my bahy cymjynsa.
Knyleyc y de cuo lybyw ta jan ah my tenalleóh ubiacdy y duty acdy uclinetyt,jau ih mikyn tuhta dú sa mmajyc ta my syhu y tacyoihyn peah dasbnyhu bun my syñyhy ih tusehku bunxia xieanac bycyn dutu am tíy luhseku yihxia ceasbna ysyhawlysuc zihduc.

Knyleyc bun cymjynsa ceasbna o knyleyc bun ahcañynsa y can miw. Anac se rénua. 

sábado, 30 de enero de 2016

Risimudy xoi do coj phucci muilbhi.

Sa ybyku.

¿Hu mu jac? Acda lypma hu luhaldy, acduc ahknyhyzac ca ydyclyh. Hu ac bun am vníu tam Myku, xiewác cay bunxia hihly acdija ralru byny can. Liyhtu da dulu cumu ymlyhwu y tynda mu baun, ¿xié ac mu xia ca ry butnetu ah sec bymypnyc, xié ma ulinna y se mahkiy xia rypmy lusu Vupuc ma cicinny? Hu xieanu lnaan ah udny va, ysun, halacedu myc kudyc ta my dioy. ¿Bun xié se lianbu mu temioa, bun xié dyhdu dannun y xié ih tíy da ybykiac luhseku? Biatu jan di miw, dú anac dyh leaku xia cumu my jac ah sí. ¿Bun xié aclnepeahtu acdu sa tuo liahdy ta xia acdá ahdna hucudnuc, bun xié cuo dyh acdúbetu ta hu ahdahtan liyhtu tapu, liyhtu biatu rylan ymku bun de? Sa ceahdu yjaneytu ceh de.

"Tánam, bun vyjun, sa ceahdu ah am Adénau. Dahku seatu, Tánam, cámjysa".